• FxA

Trigésimo Aniversario de la exhibición “Arquitectas De Puerto Rico, El Caribe y La Florida: su Obra”

Actualizado: mar 19

Trigésimo Aniversario de la exhibición “Arquitectas De Puerto Rico, El Caribe y La Florida: su Obra - una reflexión por Beatriz del Cueto, FAIA, FAAR

- dedicada a la Arqta. Gertie Yolanda Besosa-Silva, primera mujer profesional y arquitecta licenciada reconocida en Puerto Rico y registrada en la Junta de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores de Puerto Rico en el 1945.





















Izquierda: Arqta. Gertie Yolanda Besosa-Silva - Le agradecemos a Santiago Gala Aguilera, vice-presidente de DoCoMoMo Puerto Rico, quien nos facilitó la foto. Derecha: Carta de la Junta Examinadora de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores de Puerto Rico en saludo a la asamblea Anual del AIA Puerto Rico en el 1991 y mencionando a la Arqta. Gertie Yolanda Besosa-Silva


La semana pasada me recordaron que la exhibición del 1991 titulada “Arquitectas De Puerto Rico, El Caribe y La Florida: su Obra” cumplía tres décadas este año. Además de percatarme del tiempo que ha pasado, y como las carreras de mis colegas Arquitectas ha evolucionado a través del tiempo, marzo, siendo el mes que celebra a la mujer, presenta la oportunidad de una reflexión de lo que se planteó entonces y como, y si, ha cambiado lo que nos atañe en nuestra profesión. “Todos los grandes logros requieren tiempo” según la poeta Maya Angelou, y nuestra exhibición logró viajar e instalarse en tres ciudades de la Florida y una en New York, culminando con controversias y discusiones interesantes en el Pratt Institute durante el 1992. (Ver comentario en la primera instalación de esta serie relacionados a la Mujer en la Arquitectura y publicados por la Fundación por la Arquitectura de Puerto Rico).


Exhibición “Arquitectas De Puerto Rico, El Caribe y La Florida: su Obra” en el Pratt Institute de New York


Luego de tantos años con una carrera aún activa y licenciada, ¿Que significa haber sido la primera mujer en presidir el Capítulo de Puerto Rico del American Institute of Architects (AIA), ser la primera mujer Fellow del AIA en la Isla, y haber sido la primera mujer Premio Henry Klumb por mi trayectoria profesional? ¿Estos logros me han hecho esforzarme y de alguna manera evolucionar para aprender y mejorarme profesionalmente, no solo para beneficio propio, sino para servir como mentora a las colegas más jóvenes? Motivos de reflexión.


Estudié arquitectura durante los 1970s, tiempos de la liberación femenina. No lo hice para ser controversial, sino porque quería ser igual a mi padre que era Ingeniero Mecánico quien me recomendó la Arquitectura en vez de la Mecánica. El falleció mucho antes de yo decidirme por esta carrera, pero nunca me desvié de mi meta a pesar de las pocas estudiantes mujeres que fuimos en las universidades estadounidenses. Había tenido la dicha que tanto en el Caribe Hispano como en América Latina conocía, de sobra, a madres de mis amigos que eran arquitectas exitosas donde, en sus respectivos países, había sido común estudiar esta profesión. Sin embargo, en Estados Unidos, de una clase de 200 estudiantes habíamos seis mujeres, tres norteamericanas, que nunca terminaron sus estudios, y tres hispanas que lo logramos.



Siendo miembro del Capítulo de Puerto Rico del AIA, en el 1991 fui electa primera mujer presidente. Como consecuencia, al redactar la lista de las actividades que quería lograr durante mi año, surgió una inquietud sobre la información, prácticamente inexistente, sobre mis colegas y su obra en Puerto Rico. En ese momento nació la idea de que el tema de la Asamblea Anual fuese “El rol de la Mujer en la Arquitectura”, que incluyera traer como conferencistas a Arquitectas de renombre con distintas especializaciones dentro de nuestra profesión, y que una exhibición de los proyectos de las féminas de nuestra región de Puerto Rico, El Caribe y La Florida diera a conocer su obra.


Para nada realicé estas labores sola y en primera instancia recluté a la Arqta. Gloria González-Ortega, AIA, como coordinadora de la exhibición. Con la ayuda del Colegio de Arquitectos de PR (que aún no incluía a las Arquitectas Paisajistas en su matrícula), conseguimos los listados de las arquitectas colegiadas que fueron todas invitadas a unirse. Se diseminó la información con el AIA nacional para que nos proveyeran los contactos en la Florida y para que nos ayudaran a conseguir los contactos de las conferencistas que habíamos seleccionado, una lista inicial de 10 nombres de varios lugares del mundo. De esta forma se fueron uniendo muchas colegas locales, licenciadas o en entrenamiento, que no nos conocíamos. De estas arquitectas creamos varios comités para el diseño del catálogo, del logo y del emblema para la exhibición. Otras se ocuparon de escribir las guías para las presentaciones en cartón (ya que no existía, ni remotamente, la era digital hace 30 años), de organizar el material, y de editar los textos requeridos. Muchas nos hicimos más que colegas, amigas, y aún compartimos en actividades de profesionales hasta el presente.


De izquierda a derecha las Arquitectas Margaret Musgrave, Astrid Díaz, Carmen Cuevas, Gloria Ortíz,

Iris González, Maria Antonia Fernández, Victoria Lora (Rep.Dominicana) y Dania Jendi.


Logramos invitar a cuatro arquitectas reconocidas internacionalmente que sirvieron como conferencistas invitadas, cada cual hablando de su obra y participando en un foro donde se discutió ampliamente el tema de la Mujer en la Arquitectura. Estas fueron Elizabeth Plater-Zyberk, AIA académica reconocida y diseñadora de proyectos urbanos de renombre como Seaside en la Florida. Ann Beha, AIA restauradora de proyectos importantes como el Trinity Church en Boston, y Maya Lin, diseñadora del Vietnam Veteran’s Memorial. Zaha Hadid, precursora del movimiento deconstructivista, también había sido invitada, pero no logró llegar a las actividades. Nunca olvidaré momentos de mucha tensión como cuando cogió fuego una diapositiva de Maya Lin, y ratos agradables como cuando Ann Beha nos hizo reír al recordar que cuando le habían entregado el alfiler de miembro del AIA preguntó si le podían dar uno más para al menos poderlos usar como aretes. Inclusive tuve la dicha de convertirme en buena amiga, hasta el presente, de Ann con quien me reúno cuando puedo y con quien comparto como colegas con tanta trayectoria e intereses comunes.


Maya Lin – Arquitecta diseñadora del Vietnam Veteran’s Memorial, Ann Beha, AIA – Restauradora de Trinity Church en Boston, Beatriz del Cueto, AIA – Presidente AIA-PR, Linda Dunyan, AIA representante del AIA Nacional,

y Gloria González, AIA – coordinadora de la exhibición.


El foro, altamente concurrido y donde participaron en discusiones no solamente arquitectos, sino otros profesionales interesados del área del Caribe y la Florida, concluyó con unos comentarios por parte de la Arqta. Plater-Zyberk: “Debemos recordar que como arquitectos compartimos una meta inicial, nuestro idealismo. Idealismo es la razón por la que nos hemos envuelto en esta profesión. Trabajando juntos, produciremos un mundo donde podamos vivir con tranquilidad y en comunión con el ambiente y la naturaleza.”

Tuvimos la dicha de coincidir con actividades relacionadas con el tema a nivel nacional, cuando se había dedicado la revista Architecture, edición de octubre del 1991, al tema de “Women in Architecture”. Tanto esta publicación, como el Women in Architecture Committee del AIA nacional nos publicó nuestras actividades.


</