• FxA

Héctor R. Arce Quintero: Hacia un Urbanismo Responsable

Héctor R. Arce Quintero: Hacia un Urbanismo Responsable

por Maria Rossi Coughlin


Arq. Héctor Arce Quintero

Tal como se mencionará, el premio Héctor Arce Quintero, inaugurado en el 2012 tiene como propósito destacar la trayectoria profesional de un arquitecto / arquitecta/ y/o paisajista menor de 40 años que con su ejecutoria logre emular la labor y el espíritu de un legado destinado a adelantar el desarrollo de un urbanismo responsable. El premio reconoce la aportación incalculable de Héctor en pro de la planificación de la ciudad a través de su obra, investigaciones, publicaciones y sobre todo de cómo su labor impactó a un sector de la comunidad de arquitectos jóvenes en su momento. Su norte: mejorar la habitabilidad de la ciudad para el colectivo, no para unos pocos.

El Arq. Héctor Arce Quintero nace en el año 1952 en San Juan, Puerto Rico. Estudia en Cornell un bachillerato en arquitectura y continúa sus estudios postgraduados con una maestría en Arquitectura en la Universidad de Harvard.

Inicia su experiencia profesional colaborando en firmas como Koetter, Kim and Associates en Boston, Sert, Jackson & Associates y The Architects Collaborative ambos en Cambridge, Massachusetts. Inicia su práctica privada como arquitecto licenciado en su estudio de arquitectura en Miramar. Luego, junto a su colega Jorge Rigau funda la firma Arce & Rigau, Arquitectos y del 1989 en adelante continúa con su firma Héctor Arce Arquitecto.

Desde su comienzo, su taller localizado en el edificio 653 de la Avenida Ponce de León, fue lugar de desarrollo para un sinnúmero de estudiantes y jóvenes profesionales talentosos que tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano las prioridades del arquitecto y su socio: la elaboración de planos minuciosos, un cuidado a los detalles al más alto nivel, el sentido de investigar antes de diseñar y elaborar. Todo esto acompañado de una generosidad en compartir no solo el espacio físico sino de conocimiento, implantando en el estudiante su sentido de responsabilidad hacia los deberes que se le adjudicaban. Así formaron una generación de profesionales jóvenes quienes tuvieron la oportunidad de estrenarse en todo tipo de obra: pública y privada, planes maestros, planes estratégicos, guías de diseño, y reglamentos.


Arq. Rafael Pumarada, Arq. Jorge Rigau, Arqta. Beatriz Del Cueto, Arq. Hector Arce, Arq. Luis Rodriguez, Arq. Alberto del Toro y Julio Suarez . durante el Análisis Urbano y Documentación Arquitectónica de Ponce para el Colegio de Arquitectos.

Vimos jóvenes y colegas trabajando mano a mano con Arce en proyectos innovadores de investigación.


COLACIÓN , Inc. (Colaboración de Arquitectos en Pro de la Ciudad y su Reconstrucción) fue una organización sin fines de lucro que cofundó temprano en su carrera para crear estudios urbanos. A través de esta organización y con el auspicio de otras entidades elaboran una variedad de investigaciones y documentaciones realizadas entre el 1981 y 1985 entre las que resaltan:


o Estudio de Códigos Urbanos de Puerta de Tierra con el auspicio del Programa de Arte del National Endowment for the Arts y Coalición, Inc.

o Estudio de la Tipología de las Plazas en Puerto Rico para la Oficina de Preservación Histórica y Coalición, Inc.


Estudio de la Tipología de las Plazas en Puerto Rico

o Desarrollo de un Manual de Estándares de Diseño para la adaptación y reuso de plazas en Puerto Rico con el auspicio del National Endowment for the Arts y Coalición, Inc.


En 1982 el Arq. Arce se le comisiona diseño y restauración de la Plaza Colón en la entrada del Viejo San Juan. Este proyecto, completado en 89, marcó el principio de proyectos emblemáticos en el entorno público en la carrera de Héctor y la oportunidad de desarrollar sus posturas iniciales hacia la ciudad desde el punto de vista como arquitecto, como ciudadano y sobre todo como humanista. Ejemplo de esta postura la podemos ver en su ensayo “Apuntes sobre la Plaza y el Entorno Público” publicado en la Revista Plástica Num. 15 y cito:

“Los tan mencionados elementos de la plaza han de jugar un papel muy importante en el desarrollo evolutivo del espacio, proveyendo al ciudadano con puntos de referencia con los cuales ha de asociar tanto las experiencias de la cotidianidad como también los eventos, conmemoraciones, festejos, y todos aquellos momentos que forman la memoria colectiva de cada pueblo y ciudad. En esta situación dual de apelar simultáneamente a lo individual y a lo colectivo radica posiblemente la esencia del entorno público; esencia que, en gran medida, se ha perdido y es nuestra responsabilidad cívica el tratar de recuperarla.”


Propuesta para la Plaza Colón en el Viejo San Juan

Su espíritu participativo y entusiasmo contagioso invitaba a la colaboración instantánea entre colegas, tanto locales, como del extranjero que compartieran su pasión y visión sobre la arquitectura y su vínculo simbiótico con la ciudad. En 1987 su taller se transforma por una semana en un “think tank” donde participan varios estudiantes y colegas para analizar los barrios de Santurce dirigidos por el arquitecto vienés Leon Krier. A través de charrettes se realizaron estudios preliminares para el Plan Maestro de un Barrio. De este ejercicio surge el libro “Completar Santurce Estudio preliminar para el Plan Maestro de un Barrio” de Leon Kreir con la participación del Arq. Jorge Rigau y el Arq. Rafael Pumarada, otro cómplice de los grandes proyectos de Héctor.


“Completar Santurce Estudio preliminar para el Plan Maestro de un Barrio” de Leon Kreir


Subsiguientemente, junto con sus colegas Fernando Lugo y Esteban Sennyey, compiten y obtienen el primer premio de la Competencia Nacional para la Revitalización del Centro Histórico de la Ciudad Bolívar y su periferia en Caracas, Venezuela.


Plan Maestro Ciudad Bolivar


En el 1989 La Junta de Planificación de PR le encomienda la elaboración de las Guías de Diseño Urbano y Ordenanzas de Zonificación para Santurce; y la zona se convierte en su laboratorio donde desarrolla innumerables propuestas donde plasma su visión de diseño siempre ligado a su contexto y enfoque de ver la arquitectura dentro de su continuidad histórica, según resalta en la entrevista realizada por su colega Francisco Rodríguez, alias Paco, publicada en la revista Informa 2010.

Guías de Diseño Urbano y Ordenanzas de Zonificación para Santurce


En los años subsiguientes desarrolló una cantidad significativa de Planes Maestros, cuando el tema de la planificación y diseño urbano era parte integral de la conversación dentro de nuestra profesión; entre estos se encuentran: El Plan Maestro del San Juan Water Front -Barrio Capitolio Sur, el Plan Maestro para la Comunidad de Rio Bayamón. El Plan Maestro y Guías de Diseño para la Entrada a la Isleta de San Juan, Guías de Diseño Urbano para Carolina y el Plan de Visión del Triangulo Dorado que proponía vincular el Distrito del Centro de Convenciones con sus comunidades aledañas de Condado y Miramar.


Plan Maestro para la Entrada a la Isleta de San Juan


Para concluir puedo decir que el proyecto más emblemático en su trayectoria profesional y cuyo legado continúa dando frutos es El Plan Maestro del Sector Central de Santurce. Este plan fue encomendado en el 2001 por el Departamento de la Vivienda mediante su directora y amiga Ileana Echegoyen cuya tenacidad y apoyo incondicional a Héctor y su visión logra impulsar este proyecto hasta sus últimas consecuencias. De este Plan Maestro se logra ejecutar el proyecto que hoy día ha impactado más a este sector, el complejo de Ciudadela, del Arq. Fernando Lugo. Juntos plasman la visión compartida de la arquitectura y su entorno creando vínculos urbanos y espacios públicos que han despertado un aire de vida cívica para los santurcinos y visitantes, quienes hoy día ocupan estos espacios y forman sus futuras memorias.


Cuidadela en Santurce


Héctor alcanza a ver las primeras dos fases de este proyecto completadas para el 2009. Las caminatas frecuentes con Rafi que típicamente llegaban hasta Ciudadela le animaban el espíritu. Pudo ver finalmente una muestra de todos aquellos proyectos que visualizó y la satisfacción que sentía por este logro se ve en las palabras que expresó sobre el proyecto de Ciudadela en el homenaje dedicado a él, y cito:


“el conjunto de Ciudadela es el resultado exitoso de la actuación conjunta del interés público y privado en la ciudad; representativo de lo que el urbanista Colin Rowe catalogó como una ‘condición de equilibrio en estado de alerta’, donde los edificios del conjunto coexisten con los espacios públicos en una igualdad de debate sostenido que permite simultáneamente la existencia de la razón y la fantasía, lo conocido y la sorpresa, el plan y el accidente, lo público y lo privado, el estado y el individuo’. Son estas ideas las que guiaron y nutrieron el trabajo a lo largo de mi trayectoria profesional.”

Que sirva de estímulo este premio a las nuevas generaciones de arquitectos y arquitectas, planificadores y visionarios para continuar el legado de Héctor y de su generación que tanto aportaron a la profesión, a la arquitectura y a la ciudad, aspirando siempre a mejorar nuestra calidad de vida.


Extiendo mi agradecimiento por sus comentarios y aclaraciones al escrito a mis colegas: Arq. Ferrnando Lugo, Arq. Ivonne Marcial y Arq. Jorge Rigau.


* Esta reseña fue presentada durante el evento de premiación del Premio Hector Arce Quintero, el 6 de noviembre del 2021, organizado por el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico.

 

Maria Rossi Coughlin


Maria Rossi Coughlin nació en 1963 en Ponce, Puerto Rico. En 1980 se traslada con su familia a San Juan donde reside en el presente. Estudió en la Universidad de Cornell donde obtuvo su bachillerato profesional en la escuela de Arquitectura, Arte y Planificación en el 1987.

Inició su experiencia profesional colaborando en firmas como Arce & Rigau en San Juan; Stirling, Wilford & Associets en Berlín, Alemania, Nageli & Vallebuona Architekten en Berlín y Zaha Hadid Office en Londres, Inglaterra. En su regreso a Puerto Rico en el 1992, trabaja en la firma de Aireko Construction donde adquiere experiencia en el campo de la construcción. En 1994 Inició su práctica privada con la firma Coughling- Vilaro Arquitectos y del 1995 en adelante continuó su práctica independiente. En 2006 es socio fundadora de la firma Rossi -Lugo Arquitectos donde colabora hasta el presente.


935 visualizaciones0 comentarios